(Knock, knock, Knock) Penny!

Creemos que este gadget haría las delicias del mismísimo Doctor Sheldon Cooper. ¿Un invento que le permite controlar el acceso a su casa desde su smartphone e incluso evitarse más de una y dos interacciones sociales incómodas que puede resolver desde su (intocable) sitio en el sofá de su casa? ¡Bazinga! El Doorbell auna en un sólo dispositivo un timbre para tu casa, una mirilla con videocámara y un sistema de comunicación remota para que puedas interaccionar con aquellos que estén a la puerta de tu casa incluso si tú no estás en él. Todo eso por unos 250 dólares….

Mi carro, no me lo robaron

Lo vendí yo. Y encima a buen precio. Esto de vender tu coche a otro es como ir de copas a ligar o hacer una entrevista de trabajo. No se trata tanto de lo que eres, sino de cómo te vendes. Y no, no hablamos de mentir, simplemente es cuestión de sacarse partido, ensalzar lo bueno y, digamos que restar importancia o relativizar lo no tan bueno. Principios del marketing y de la vida. Pues bien, seguro que nuestro protagonista de hoy tenía esos principios ciertamente claros, y cuando llegó el momento de poner a la venta a su fiel…