Solas

Aunque es realmente triste, por no decir repugnante que criminales y maleantes de toda índole busquen víctimas entre aquellos que tienen menos posibilidades de hacerles frente por diferentes motivos, lo cierto es que en nuestras supuestamente avanzadas sociedades occidentales se siguen dando cientos de casos en los que esta realidad se pone de manifiesto. La herencia nociva del patriarcado social, y la creencia estúpida de la mayor vulnerabilidad de las mujeres como víctimas propicias especialmente cuando están solas hace que tristemente especialmente ellas deban extremar precauciones en ciertas situaciones cotidianas en las que no deberían tener mayor preocupación que la…