Para qué sirve la tecnología si no es para facilitarnos el día a día, para realizar los proyectos que nos apasionan, para ayudarnos, para hacernos felices. Pongamos pasión en las cosas, en todas las cosas, hasta en las pequeñas, en las cotidianas, en las del día a día.

 

Carlos Mauri, decidió humanizar la ciencia que mejor conocía, con la que trabajaba, y montar algo que nos ayudase a las personas. ¿Su sueño? Poner al servicio de la gente toda esa tecnología que ya conocía tan bien. Así Nació Helpin’, una aplicación en la que puedes ofrecer tu producto o conocimiento para intercambiarlo por otro servicio, o cosa, que puedas necesitar.

 

Los ejemplos son muy diversos y van desde clases de yoga, arreglar un mueble o hacer un tatuaje, hasta clases de cocina o conseguir una bicicleta. Los límites los pone la imaginación. Piensa en todas las cosas que sabes hacer, en todo lo que podrías aportar y por consiguiente, conseguir. El trueque nos libera de la necesidad de pagar por un producto o servicio, haciendo todo mucho más accesible y sencillo, además de romper la cadena de comprar-tirar-comprar.

 

En su Manifiesto dicen querer poner patas arriba la forma en la que convivimos. Una revolución a través del aprendizaje de poder seguir disfrutando lo mismo, o más, si todos compartimos lo que tenemos. Mauri aportó aún más valor al proyecto apuntando que “se obtiene más rédito del intercambio que de la compra. Es una cuestión de satisfacción personal, de contacto con la gente, de calidez. Para mí eso vale más la pena.”

 

Debe haber un aspecto de emotividad en las cosas que hacemos para que nos llenen, para que nos hagan felices. Sigue tus sueños, tal vez ayudes a mucha gente.

 

http://helpinapp.net/

 

 

Discussion

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.