Vamos, lo que viene siendo el CSI, ese escuadrón de mentes lúcidas y profesionales que durante años la serie homónima de televisión nos ha encumbrado como adalides de la perspicacia y la creatividad al servicio de la ciencia para pillar a los malos, edulcorado con el habitual buen aber hacer que destilan las producciones norteamericanas. Pues precisamente esos señores, bueno, los de verdad, no los Grissom, Horatio, Warrick y compañía, seguro que se alegran de innovaciones como la que nos ocupa. En concreto, se trata de una aparato capaz de reconstruir a través de una tecnología de realidad virtual la escena de un incendio y reproducir un mapa 3D del lugar que sirva a nuestros amigos científicos e investigadores de incendios a hallar todas las claves que originaron o propagaron el fuego. Fotogrametría dicen que se llama la disciplina; a nosotros, que somos más simples y destilamos cierto gusto por la ciencia de barrio preferimos llamarle “cosas que sirven para averiguar otras cosas y que a su vez solucionan problemas”. 

Como diría Matías Prats, parece ser que las novedades en el sector de la investigación….están que arden.

 

 

 

Discussion

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.