“Antonio, me he comprado 20 palomas”.

¿Mensajeras?

Que no, no te “ensajero”, que son 20.

Confirmado. A partir de ya mismo, las palomas, esas ratas con alas, van a servir para algo más que para servir de excusa para contar chistes malos o para cagarse encima de los bancos de las plazas.

Pigeon Air Patrol es un proyecto británico que ha convertido a nuestras aladas compañeras en un auténtico comando de detección de polución en la gran ciudad. A través de un dispositivo  integrado a modo de mochila, durante su vuelo permite recoger las medidas de contamación en diferentes zonas de la ciudad.

Además, esta patrulla del cielo, puede ser llamada a través de tweets en los que los usuarios reclamen su presencia.

Ahora sólo falta encontrar la solución para reducir la polución en entornos urbanos masificados, pero como diría aquel, el primer paso para solucionar un problema, es detectarlo. Y aunque no nos viene de nuevo, quizás que acciones como ésta permita darle algo más de visibilidad al dramático estado de nuestros cielos. Pigeon Air Patrol

Discussion

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.