La llama del Mundial de futbol se apaga. Estas tres semanas de partidos, conversaciones taberneras, ilusiones y desilusiones para unos, e indiferencia exacerbada para otros, llegan a su fin. No sabemos si éste habrá sido uno de los mejores Mundiales de la historia en lo organizativo, futbolístico e incluso en lo mediático. Pero estamos seguros de que sí que ha sido el Mundial de la revolución tecnológica; un punto y aparte en la forma de entender este deporte tanto dentro del campo como fuera de él. Ya hicimos mención del revuelo que el VAR había supuesto en la idiosincrasia de este deporte, pero ahí no acaba la cosa. Por primera vez, hemos podido ver una tecnología que no es nueva aplicada de forma inteligente y con sentido para aportar valor a uno de los envoltorios fundamentales que hay alrededor del fenómeno del futbol: las entrevistas. Y es que mientras en otros campos la tecnología había modernizado y había ayudado a dar pasos de gigante en la evolución de los mismos, en lo que se refiere a las entrevistas post partido en televisión apenas habían cambiado de formato en los últimos 40 años: conexiones en directo con el corresponsal de turno sujetando el micro entrevistando al jugador, y cómo máximo con un pinganillo el oído para que los presentes en el plató pudieran también interpelar. Estos días, en cambio, hemos visto como la televisión belga ha ido mucho más allá: ha aplicado la tecnología de recreación mediante holograma para literalmente situar al jugador entrevistado que está en el vestuario tras su partido dentro del plató donde tiene lugar la entrevista. Al margen de lo espectacular de la imagen en si, se trata de un caso claro de adaptación al lenguaje audiovisual que impera en televisión, un profundo sentido del entretenimiento y, a la vez, una forma de generar interacciones entre entrevistador, entrevistado y audiencia mucho más reales y cercanas. ¿La revolución será televisada? Sin duda.

 

 

Discussion

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.