Hasta hace poco tiempo había dos cosas inapelablemente imposibles en la ciencia y que quedaban reservadas para los filmes de ficción: los viajes en el tiempo y la ubicuidad. Sobre lo primero se habían hecho ciertos avances (acudan a la magia de Google y pregunten por los puentes Einstein-Rosen también llamados agujeros de gusano o sobre la dilatación del tiempo si están interesados), si bien sobre el don de la bilocación poco o nada se había escrito más allá de algunas leyendas y casos en el pasado. Pues bien, no es que se trate de algo que permita a las personas estar aquí y allí a la misma vez, pero la tecnología ya ha logrado hacernos soñar con algo parecido. Este impresionante video demuestra como a través de una interfaz tecnológica en 3D una persona podría tocar a algo (¿o a alguien?) a miles de kilómetros de distancia. La idea es absolutamente innovadora y genial. Y las aplicaciones tanto personales como profesionales innumerables. Los viajes en el tiempo de Marty McFly nos quedan lejos, pero quizás romper la barrera del continuo espacial ya no sea sólo un sueño.

Discussion

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.