Aunque una de las mayores eminencias de nuestra era, Stephen Hawking, pueda ser considerado por derecho propio una superhéroe moderno, lo cierto es que para los niños que por desgracia, al igual que el Doctor Hawking, tienen que usar una silla de ruedas en su vida cotidiana es difícil sentirse como un héroe. La increíble iniciativa que os traemos hoy consigue superar cualquier clase de prejuicio o barrera emocional que los niños con una discapacidad física puedan tener en esas ocasiones en las que toca enfundarse un disfraz y asumir el role de un personaje al que admiramos, queremos o simplemente con el que nos identificamos.

En concreto,Magic Wheelchair, una organización sin ánimo de lucro, lo que hace es construir disfraces adaptados a las sillas de ruedas de los niños, convirtiendo su medio de movilidad diaria en auténticas obras maestras del disfraz; vehículos de todo tipo, desde un Batmóvil, un Halcón Milenario o un coche de las locas carreras de Mario Kart. Un claro ejemplo de como transformar un inconveniente aparente en algo positivo y revitalizador para los niños y su relación con el entorno. Lo más importante para ellos no es ser un superhéroe por un día. Lo más importante es saber que pueden llegar a serlo y que si quieren, el límite no existe.

 

Discussion

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.