Con gafas y a lo loco

Hay tecnologías que resultan estériles ya que pese a lo sorprendente de su innovación técnica no se le atisba ninguna otra utilidad o aplicación mínimamente ventajosa para el ser humano. No es que todo deba tener siempre un uso práctico; el arte, por ejemplo, puede ser meramente baldío pues en sí mismo ya es una disciplina lo suficientemente elevada como para proporcionar otro tipo de virtudes más relacionadas con el disfrute emocional que con el mundo de lo empírico. Precisamente la aplicación de la realidad virtual ha estado en ocasiones en entredicho por la todavía escasa incidencia en nuestras vidas,…