Hay tecnologías que resultan estériles ya que pese a lo sorprendente de su innovación técnica no se le atisba ninguna otra utilidad o aplicación mínimamente ventajosa para el ser humano. No es que todo deba tener siempre un uso práctico; el arte, por ejemplo, puede ser meramente baldío pues en sí mismo ya es una disciplina lo suficientemente elevada como para proporcionar otro tipo de virtudes más relacionadas con el disfrute emocional que con el mundo de lo empírico.

Precisamente la aplicación de la realidad virtual ha estado en ocasiones en entredicho por la todavía escasa incidencia en nuestras vidas, pese a las enormes posibilidades que todos vemos en ella. Por ese motivo siempre nos complace toparnos con iniciativas donde realmente se aprovechan estas capacidades en algo tan sencillo como mejorar sustancialmente la experiencia de ocio de las personas.

En este caso se trata de aplicar un desarrollo de realidad virtual para mezclar dos mundos, el del entretenimiento físico y el entretenimiento digital logrando una experiencia final integrada y potenciada que logra que la persona se sumerja de pleno en la misma.

Las atracciones del futuro ya son una realidad. Y han llegado, esperemos, que para quedarse. Pasen y disfruten.

Discussion

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.