Una de las mayores lacras de nuestras sociedades actuales es sin duda la ignominiosa existencia de agresiones sexuales y delitos de género que increíblemente aún se perpetúan en nuestros entornos supuestamente avanzados. Y es que tantos años de patriarcado han causado mella y nos han conducido hacia un mundo donde las manadas aún campan a sus anchas y en el que mujeres libres siguen siendo las mayores damnificadas de agresiones más o menos veladas hacia su integridad física o moral.

Muchas veces, estos delincuentes vomitivos se ayudan de drogas para alterar la voluntad y la conciencia de sus víctimas dejándolas a la merced de las abyectas intenciones de los agresores. Pues bien, tres estudiantes de un instituto de Miami han inventado una pajita que detecta y reacciona ante las principales sustancias usadas a tal efecto con la misión de alertar a la persona que va a beber de esa copa de si su bebida ha sido adulterada con ketamina, éxtasis líquido u otra de las conocidas como “drogas de violación”.

Inventos que lamentablemente se nos antojan útiles y que quizás pueden ayudar a evitar algunas agresiones sexuales. No corrigen las causas, pero palian los efectos.

Porque nos encantan las pajitas, pero siempre de forma voluntaria.

 

Discussion

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.